Improcedencia del despido objetivo por sustitución con trabajadores de ETT

Recuerda la STS 28-2-2018 (Rc 1731/16) , que si bien la causa productiva puede servir de justificación de la decisión extintiva del contrato ex art.
52.c) ET, resulta primordial sin embargo una conexión entre la envergadura del cambio productivo y la menor necesidad de empleo de determinados trabajadores, siendo de todo
punto necesario en el ámbito judicial controlar la razonabilidad y proporcionalidad de la causa objetiva esgrimida y la medida extintiva acordada.

A tal efecto, la sentencia efectúa un didáctico repaso de las resoluciones que han abordado las causas productivas, señalando que la decisión extintiva debe constituir una medida racional en términos de eficacia de la organización productiva que sea proporcional y adecuada a los fines que se pretenden conseguir, y que puede actuar tanto en el ámbito de la empresa en su conjunto como en un solo centro de trabajo o en una unidad productiva autónoma.

Así las cosas, en el caso, la sentencia anotada confirma la declarada improcedencia de despido objetivo seguido en DHL, pues aunque quedaron acreditadas las causas productivas por el descenso del volumen de ocupación y salidas de productos, la extinción del contrato del trabajador no se presentó como racional en términos de eficacia de la organización empresarial en la medida
en que no contribuyó a ajustar el volumen de la plantilla del centro de trabajo a las necesidades derivadas del decremento de la necesidad de trabajo producida en los años de referencia, cuando consta por el contrario probado que en el mismo período de tiempo, por parte de la empresa se ha procedido a la contratación de trabajadores a través de empresas de trabajo temporal en los años en los que la disminución de las necesidades productivas en el centro de trabajo se produce y en un importante número, que no resulta, en absoluto baladí.