Despido objetivo por ineptitud sobrevenida

La causa de ineptitud recogida en el art. 52.a) ET como causa extintiva hace referencia a las condiciones profesionales subjetivas que el trabajador ha de reunir en orden al desempeño normal de su actividad, de modo que la aducida ineptitud como causa extintiva de la relación contractual, determinante de la inhabilidad o carencia de facultades profesionales que tiene su origen en la persona, conlleva la concurrencia de determinados requisitos o condiciones inexcusables para su apreciación, todos ellos relativos a las tareas propias que constituyen el trabajo encomendado. Sobre esta causa de despido se pronuncia STS 22-2-2018 (Rc 160/16) al sostener la trabajadora la nulidad del despido en la afirmación de la condición de discapacitada que justificaría, a su entender, la desigual situación en que se halla respecto de otros trabajadores y, por ende, la existencia de un trato discriminatorio por parte de la empresa en la utilización de este causa extintiva.

Y el TS tras recordar el concepto de discapacidad acuñado por la jurisprudencia del TJUE en interpretación de la Directiva 2000/78, descarta la existencia de discriminación en el caso de quien padece una dolencia sobrevenida de orden psiquiátrico que afecta al desempeño de su función y actividad y la empresa ha llevado a cabo múltiples ajustes antes de acudir al despido. Y a tal efecto, afirma que el art. 5 de la citada Directiva, señala que los ajustes a los que tienen derecho las personas con discapacidad deben ser razonables, en el sentido de que no deben constituir una carga excesiva para los empleadores. Por lo tanto, se mantiene la declaración de improcedencia y no de nulidad.