Procedencia del despido objetivo al no aceptar reducción de jornada

En el marco de un despido colectivo por causas organizativas y productivas, la STS 30-5-2018 (Rc 2329/15) , declara que cuando el trabajador a tiempo completo, se niega a aceptar la modificación del contrato a tiempo parcial, es posible llevar a cabo el despido objetivo con base en tales causas, y sin que la contratación de otro trabajador a tiempo parcial que se adapta a las necesidades de la empresa suponga fraude alguno.

Criterios de selección del trabajador en despido colectivo

Pese a no ser una cuestión o tema novedoso, numerosas sentencias abordan el problema referido a la determinación de los requisitos que ha de contener la comunicación individual dirigida
al trabajador que se ha visto afectado por un despido colectivo llevado a cabo por causas económicas, organizativas y de producción que fue pactado con la representación de los
trabajadores, y especialmente el alcance de la expresión en aquélla de los criterios de selección de los trabajadores para que esa comunicación tenga plenos efectos jurídicos.
Entre otras, las STS 11-11-2017 (Rc 164/16) ; 24-1-2018 (Rc 3492/15) , (Rc 413/16) ; 8-2-2018 (Rc 760/16) , (Rc 3220/15) ; 27-2-2018 (Rc 3936/15) , reiteran doctrina en el sentido de afirmar que la ley no exige que en la carta se especifiquen los concretos motivos de elección del trabajador cuando la amortización del puesto de trabajo es medida razonable.

Audiencia al Delegado Sindical previa al despido disciplinario

Se discute en STS 9-5-2018 (Rc 3051/16) si la empresa que va a despedir disciplinariamente a persona afiliada a determinado sindicato debe dar audiencia al “delegado” del mismo en todo caso, en concreto, si ello es así aunque ese  representante no goce de las prerrogativas previstas en el art. 10 LOLS. La Sala de suplicación dio a tal incógnita una respuesta negativa, pues aunque la trabajadora estaba afiliada a CGT y había sección sindical, no se trataba de un supuesto del art. 10.3 LOLS, ya que la empresa tenía menos de 250 trabajadores, y por tanto, sin obligación empresarial de dar audiencia. Dicho parecer es compartido por el TS, y tras efectuar un somero recorrido por diversos pronunciamientos referidos al alcance de la audiencia conferida por la LOLS, y por la jurisprudencia constitucional que presupone que no todos los delegados sindicales posen los mismos derechos y facultades, concluye que la referencia a los “delegados sindicales” del art. 55.1 ET, que regula las garantías en caso de despido disciplinario no viene acompañada de mayor precisión en ella. La especificación, por tanto, de quiénes sean esos “delegados sindicales” o esa “sección sindical correspondiente” ha de venir de mano de la ley de carácter orgánico que disciplina la libertad sindical. En consecuencia, las personas que cumplen los requisitos del artículo 10.1 LOLS son las que deben ser oídas antes del despido disciplinario que afecte a cualquiera de sus afiliados, no así el delegado sindical que es mero portavoz o representante de cualquier sección sindical, como es el caso.

Cálculo de la indeminzación por despido con reducción de jornada previa

En la STS 27-6-2018 (Rc 2655/16) , lo que se plantea es el módulo –indemnizatorio y salarial— a tener en cuenta en los supuestos de previa reducción de jornada, acordada en el curso de un ERTE anterior.

Para resolver el tema litigioso, recuerda el TS que el salario a considerar para el cálculo de la indemnización por despido y salarios de tramitación, ha de ser el “último” percibido o actual en el momento de la extinción del contrato de trabajo, salvo circunstancias especiales, y recala en los casos de reducción de jornada tanto a iniciativa del trabajador como por exclusiva voluntad empresarial, declarando que el salario a tener en cuenta es el correspondiente a la jornada completa, lo que resulta extrapolable a los supuestos en los que la reducción de jornada es consecuencia de un ERTE; entender lo contrario propiciaría el fraude de ley, en tanto que consentiría la instrumentación de la reducción de jornada como antesala para el abaratamiento del despido.

La misma solución se alcanza en STS 24-4-2018 (Rc 2152/16) , si bien el aquel supuesto la reducción de jornada no vino provocada por un ERTE y sí por razones de guarda legal.

Requisitos para despido disciplinario: audiencia previa

Una de las materias litigiosas por excelencia del régimen del despido disciplinario es la relativa a las exigencias de forma. En concreto, sobre el incumplimiento de las exigencias
de forma convencionalmente fijadas para la imposición de una sanción al trabajador por falta grave o muy grave, gira la STS 3-4-2018 (Rc 1950/16).

Como es sabido, los convenios colectivos pueden añadir nuevas exigencias formales a las previstas en el art. 55.1 ET para la imposición de las meritadas sanciones.

En el caso, el convenio de aplicación diferencia claramente dos trámites, a saber, que se notifique la sanción al Comité de Empresa o a los delegados de personal y que se concedan cinco días al trabajador para que pueda formular alegaciones por escrito, habiendo cumplido la empresa el primer requisito, no así el segundo, el despido resulta así improcedente por mor del art. 55.4 ET.